Estas fotos son preciosas, dan vida, futuro, alegría.. pero tras las fotos se esconde una historia muy triste, y es que estos dos pequeñitos no podrán crecer juntos porque uno de ellos falleció pocas semanas después de nacer.

Una pareja de Ohio, Lindsay y Matthew Brentlinger, fotografían a sus pequeños gemelos antes de que uno de ellos falleciera. La pareja llevaba mucho tiempo queriendo tener hijos e intentándolo hasta que finalmente su sueño se cumplió cuando Lindsay se quedó embarazada de gemelos.

En la 23 semana de gestación le dijeron a Lindsay que uno de los gemelos no llegaría a nacer debido a una malformación grave en su corazón y de que si naciera, sobreviviría muy poco tiempo exactamente 11 día fue lo que duró. Ellos decidieron hacer una sesión de fotos para tenerlo siempre en el recuerdo.

William que es el bebé que falleció, tenía una cardiopatía congénita que no le permitía realizar el buen funcionamiento del corazón. Y los días que sus padres estuvieron con ellos fueron los días más felices de sus vidas.

La fotógrafa asegura que fue una sesión de fotos muy dura porque ver a dos gemelitos que nunca podrían crecer juntos le llenaba de lágrimas, no obstante la sesión fue preciosa.

 

Mantén vivo el recuerdo de William

 

Fotos de bebesymás