Tener ansiedad por la comida es perjudicial porque al no saber controlarla ingieres alimentos que no deberías y por lo tanto no controlas tu dieta. Hay muchos remedios para calmar el apetito.

Algunos alimentos ayudan a saciar el hambre y además aportan múltiples beneficios porque cuidan nuestra salud cardiovascular, el colesterol y regulan el tránsito intestinal. Sentir esa necesidad constante de comer es preocupante porque ello implica que tienes algún trastorno alimenticio. Estos alimentos funcionan como supresores del apetito sin afectar el metabolismo o la salud. Uno de ellos es el aguacate, además de ser un fruto sano y nutricional también tiene propiedades medicinales. Contiene altos niveles de fibra y ácidos grasos monoinsaturados que son los que prolongan la sensación de saciedad. El aguacate es perfecto para las ensaladas.

Las manzanas son otro de los grande supresores para saciar el hambre y además al ser ricas en fibra, antioxidantes y minerales esenciales ayuda a controlar el peso e incluso bajar un poco. El fruto prohibido también repobla la flora bacteriana del intestino.

Las almendras son uno de los mejores saciantes. Contiene gran cantidad de fibra y aminoácidos esenciales que hacen que sea un supresor natural del apetito. Contiene ácidos grasos omega 3, vitamina E y magnesio, tres nutrientes claves para mantener una buena salud circulatoria y cardiovascular.

La avena por su lado es esencial para controlar la digestión. Su aporte de fibra dietética lo convierte en un inhibidor natural del apetito y además estimula la producción de la hormona  grelina, cuya actividad le indica al cerebro que el cuerpo ya está saciado.

Por su parte el pescado azul, los huevos y las semillas de linaza también son unos grandes aliados para combatir el hambre.

Comparte el control del hambre

Fotos de Google y Mejor con salud