Poco a poco están naciendo empresas o cambiando su mentalidad para hacer más cómodas las vidas de los empleados a través de actividades como el yoga, masajes, juegos e incluso comodidad de mobiliario.

Todas las tareas del día a día en el trabajo pueden provocar estrés y faltas de atención por el cansancio. Nosotros te enseñamos unas técnicas para evitar esos momentos. Lo primero que debes hacer es respirar profundo. Cierra los ojos, respira hondo y exhala despacio. Repite esta acción tres veces y verás como te relajas. Además acuérdate de adoptar una postura correcta en la silla apoyando bien la espalda y las cervicales.

Haz estiramientos de brazos y de cabeza ya que el continuo uso del ordenador suele contraer los músculos y se te pueden engarrotar. Haz rotaciones con las muñecas. estira el brazo y mueve el cuello de un lado a otro.

Mira por la ventana y visualiza lo que quieres en ese momento y disfruta al menos por 5 minutos del placer de teletransportarte. Además levántate de vez en cuando para estirar las piernas mientras hablas por teléfono o contestas mensajes.

Durante 5 minutos de cada hora deberías descansar, relajar la mente y ponerte de nuevo a trabajar ya que es una manera de estar más centrado.

Comparte las formas de relajarte en la oficina