Es muy difícil crear ilusiones ópticas con tan sólo un cuerpo, pintura y maquillaje, pero Mirjana Kika Milosevic ha logrado algo complicado en su propio cuerpo y ha hecho creer al espectador que su estómago era un nudo de cuerda.

La pintora ha hecho desaparecer su estómago dándole forma de nudo mediante un fondo negro. Una técnica que es muy difícil de dominar y más aún si el modelo eres tu mismo. Mirjana ha logrado algo prácticamente imposible solo con maquillaje y pintura y utilizando su propio cuerpo.

Después de enseñar con un lazo lo que va a hacer con su estómago empieza a pintarse el nudo en la barriga.

Una vez lo tiene todo bien dibujado y sombreado empieza a darle color negro a los costados y se puede ver como se camufla con el fondo de la habitación.

Cuando acaba de colorearse todo el cuerpo, la imagen es sorprendente.

 

Aquí puedes ver el vídeo de todo el proceso:

 

Comparte con tus amigos esta ilusión óptica tan perfecta