Las abejas aunque piquen y hagan daño tienen la capacidad de crear la miel que le ha servido a los humanos para remedios medicinales e incluso es más eficaz que cualquier otro medicamento.

Este elixir alquímico se mantiene frío indefinidamente sin echarse a perder. La miel tiene poca humedad y es muy ácida lo que hace que sea un territorio extraño para las bacterias. La miel se ha utilizado desde hace muchos milenios como fuente de curación para ciertas enfermedades.

La miel es un gran aliado para la tos porque se utiliza como tratamiento para aliviarla. Puedes tomarla de varias maneras, o bien a cucharadas o con un poco de jugo de limón y agua. A su vez también es un gran remedio para fortalecer la memoria por su contenido en glucógeno.

El elixir de la miel se utiliza también para curar y cicatrizar heridas además de aportar muchos nutrientes que ayudan a ese proceso. Y si no lo sabías también es un gran aliado de las alergias temporales.

Con tan sólo tomar una tostada de miel todos los días, matará las bacterias que los antibióticos no pueden, ayuda a metabolizar el alcohol en caso de que te levantes con resaca, es una gran fuerte de energía a la hora de hacer ejercicio y resuelve problemas del cuero cabelludo y la caspa.

 

Comparte los beneficios de la miel