Los perros son la mascota por excelencia de los hogares y quien tiene uno sabrá el amor y el cariño que se les tiene, se les llega a querer como a un hijo y al igual que ellos hay cosas que no toleran o no les gustan.

Estos son algunos hábitos que solemos hacerle a nuestro perro y que seguramente no sabías que odiaban. Como a un osito de peluche, el perro también es achuchable y tendemos a abrazarlo. ¡Ten cuidado! los perros odian cuando les abrazas porque se sienten dominados y faltos de libertad.

Un perro no entiende lo que decimos más que nada porque no habla nuestra lengua así que cuando intentamos comunicarnos con ellos por medio de señas y voz se confunden y les ocasiona estrés.

Cuando entras en casa de algún amigo y ves a un perro la primera reacción es tocarle la cabeza y es un craso error porque es algo que no les suele gustar por el tacto y la frialdad de que no te conocen.

Si tienes la casa ordenada y limpia el perro sabrá donde están sus límites, en el momento en el que le desordenas algo se estresa y enfada.

Un tremendo error es estirar de la correa mientras intenta inspeccionar algo. Les haces sentir incómodos y con sensación de agobio.

A los perros no les gusta que se les relacione con otros perros, si ellos quieren acercarse se acercarán, pero a la fuerza no es conveniente que lo hagas.

Otra de las cosas que odian es que no juegues con ellos cuando estás aburrido en casa. Que te vean dando vueltas sin sentido es lo que les molesta.

Entiende mejor a tu perro