Muchos niños sufren ansiedad en diferentes momentos de sus vidas: inicio del colegio, cambios de domicilio, exámenes, extraescolares, enfermedad o sencillamente la propia ansiedad de los padres.

La ansiedad o el estrés en los niños se puede solucionar con tres simples ejercicios de respiración que los padres pueden realizar en casa sin tener que ser expertos. Además de ayudar al niño a desestresarse, los padres también se podrán relajar. Hay tres sencillos trucos para hacer correctamente los ejercicios.

El primer ejerciico es respirar juntos lenta y profundamente. La mejor opción es sentarse o tumbarse al lado del niño y enseñarle a inspirar y expirar. Esta acción permitirá que el cuerpo se relaje poco a poco, incluso al niño se le puede da run cojín para que note como se vacía el torax y se llena de aire.

Respirar con los dedos de las manos metafoticamente hablando es como intentar que tu mente haga que el aire que inspirar y expiras recorra cada uno de los dedos de tu mano para notar todas las sensaciones y sobretodo la tranquilidad

Relajar y destensar los músculos es un ejercicio físico muy efectivo en el que no sólo te relajas sino que permites que tu cuerpo esté en plena armonia contigo mismo.  Y siempre realizar estos ejercicios con los ojos cerrados.

 

 

Desestresa tu alma, desestresa a tu hijo

 

 

Fotos de Google