Hay actores, cantantes y gente de éxito que han conseguido la fama únicamente porque han creído en sus sueños y luchado por ellos, porque sus infancias han sido bastante duras.

Estas historias de gente famosa que han tenido una infancia difícil son un claro ejemplo de que si luchas por lo que quieres al final lo acabas consiguiendo. Como es el caso de Leighton Meester, una de las protagonistas de Gossip Girl que nació en prisión durante el periodo en el que su madre estuvo encarcelada, su padre a su vez también era un ex convicto y ella se crió con su abuela con la única preocupación de poder comer a diario.

El actual 007, Daniel Craig no tuvo problemas en su infancia, pero de joven decidió comenzar su carrera como actor en Londres y se vio obligado a dormir en los bancos de los parques porque no tenía dinero para pagar una pensión.

Sarah Jessica Parker reconocida por su papel de Carrie en Sexo en Nueva York, de pequeña pertenecía a una familia numerosa, con siete hermanos y vivían de las ayudas públicas y muchas veces no podían pagar servicios esenciales como la luz o el agua.

Jim Carrey vivía con su familia en una caravana y se acostaba con zapatos de claqué para hacer reír a sus padres cuando discutían. Cuando puedo, a los 16 años emigró a EEUU y se convirtió en uno de los famosos más divertidos del cine.

Estos cuatro actores y muchos más tienen historias de superación y conquista

Las apariencias no siempre son lo que parecen