Yevgueni Titov, un joven de 29 años de la ciudad rusa de Lípetsk, grababa el derrumbe de una construcción en su ciudad, cuando los escombros que salieron despedidos del edificio le alcanzaron hasta causarle la muerte.

Yevgueni Titov tenía una hija de tres años y trabajaba en una tienda de la zona. Se había tomado un receso para presenciar la demolición programada y eso le costó la vida.

Aunque llegó con vida al hospital, falleció horas más tarde por culpa de las graves heridas.

 

Vía http://www.que.es/ultimas-noticias/curiosas/201306271459-videos-youtube-graba-propia-muerte-cont.html