Para mejorar la productividad de uno no se necesita mucho empeño, lo que si lo requiere es estar bien hidratado y nutrido para llevar una jornada de trabajo lo mejor posible. El estrés juega en nuestra contra y tenemos que luchar contra él.

El exceso de trabajo, las distracciones con el ordenador o el móvil y el estrés causan desmotivación, cansancio y varias molestias que te incomodarán a la hora de trabajar.  Para rendir al máximo  hay que seguir una serie de consejos para estar al 100%.

No seas perezoso y levántate todos los días 15 ó 20 minutos más pronto y aprovecha el tiempo para hacer ejercicio, beber agua o adelantar trabajo. Además de planificar todo tu día para aprovechar el tiempo al máximo.

Desayuna ligero y sano para no sentirte con el estómago hinchado. Elige alimentos llenos de fibra, frutas, mucha agua y tostadas.

Aunque parezca que no tienes tiempo, debes leer un poco cada día para fortalecer la salud cerebral y sobretodo no dejar de beber agua durante todo el día.

Al acabar el día te sentirás muy cansado, pero cuando te vayas a la cama todo tu cuerpo se repondrá y descansarás mucho mejor.

Llénate de energía cada día

 

Fotos de Mejor con salud