No puedo evitar mostrar mi malestar ante noticias como esta.

¿Cómo se puede permitir que una persona que lleva trabajando toda la vida se le hagan este tipo de injusticias?

Magdalena Martínez, a punto de cumplir 60 años y operada de cáncer hace sólo 15 meses nos muestra una vez más, la carencia de moral de que tiene nuestra sociedad, y la poca empatía reinante.

Le tuvieron que extirpar su pecho derecho para limpiar el tumor, además de unos tendones, y además sigue un tratamiento para erradicar el cáncer y paliar su depresión, tan características en estos casos extremos.

Con carta de la oncóloga y de su médico de cabecera de que no puede levantar peso ¿qué es lo que se ha encontrado? que la Inspección de la Seguridad Social, le dice que vuelva a su trabajo, en el que tiene que levantar sacos de 30 kilos. Y que si no puede levantar 10 kilos de almejas que coja 5 kg.

Vergonzosa la respuesta de la inspectora de la Seguridad Social. Y la segunda solución que le dan no se queda en absoluto atrás,  que con sus 60 años, que cambie de oficio. ¿Cómo es posible?

Sólo llevar la pala excavadora son 15 kg, que hay que arrastrar, levantar y limpiar.

Noticia recogida en la Voz de Galicia

Al menos cuenta con la solidaridad de Sus compañeras y compañeras la ayudan aportándole almejas sino llega a los límites diarios. Un aplauso para ellos.

Una persona que se le recomienda reposo, tiene que enfrentarse cada día a uno de los trabajos más duros. Y como dicen sus compañeros, seguro que si fuera alguien importante, estaría en su casa calentito, tomándose un café.

 

Si esta en contra de este tipo de situaciones, por favor comparte la noticia, luchemos contra las injusticias y ayudemos a Magdalena.