La cantante y exuberante Pink que está casada con Carey Hart ya es madre de una niña preciosa y recientemente lo ha sido de un niño por lo que pensó que era algo que se tenía que celebrar, pero su hija no se hubiera imaginado nunca lo que acabó ocurriendo.

Pink le regala una fiesta a su hija para celebrar que es la hija mayor, todo un ejemplo a seguir a partir de ahora por su hermano pequeño recién nacido. La cantante está inmersa en su papel de madre no ha dudado en ningún momento en no dejar que su hija se sintiera abandonada por todo los cuidados que requiere el bebé.

 

Pink es una madre cool y divertida que adora a su familia y sobretodo ahora quiere que su hija no se sienta sola y comprenda que al ser una hermana mayor tiene que cuidar igual de su hermano recién nacido.

Willow que es el pequñín que ha nacido es muy importante para ellos, por eso decidieron hacer una fiesta de hermana mayor a su primera hija para que ella comprendiera lo importante que es serlo y todo lo que necesita para cuidar de su hermano.

Un ejemplo de lo buena madre que es la cantante y un ejemplo a seguir por muchas mamás.

 

¿A ti se te hubiera ocurrido algo así?