La cerveza belga está de celebración al declararse como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y es que no sólo hay una, sino tres tipos de cerveza belga con distintos sabores que hacen de la cerveza algo esencial para las comidas.

La cerveza belga es la protagonista del día al ser considerada un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y se suma a las danzas turcas y a la artesanía peruana. Seguro que te estás preguntando que es el Patrimonio Inmaterial. Es un reconocimiento a las prácticas vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas de generación en generación. ¿Quiéres ?

La cerveza belga tiene muchos sabores. la puedes pedir tanto dorada, ambarina o negra. Cada una de ellas con un sabor diferente y elaborada con los mejores ingredientes. Las tinas de acero o los barriles de madera logran que la cerveza tenga ese sabor dulce, amargo o ácido. Y todas ellas han sido reconocidas por la UNESCO.

La cerveza tiene una tradición de 700 años y una de las más valoradas y que sólo puedes encontrar en Bélgica es la de Cantillon con un sabor exquisito y un color peculiar semejante al vino rossato.

Si existe la cata de vinos también hay catadores de cerveza, tarea lago más complicada ya que se debe tener mucha cultura de la bebida. Se producen más de 1400 tipos de cerveza con distintos tipos de fermentación y cada región es famosa por un tipo diferente.

Al reconocer la cerveza como Patrimonio Inmaterial de la Unesco se facilita el hecho de que puedan elaborar otros productos como el queso que se lava con cerveza para seguir las tradiciones más arraigadas del país.

Con esta noticia y a raíz del consumo responsable de alcohol han concienciado a los fabricantes a la hora de su elaboración y además se quiere invertir para que la producción sea más sostenible.

Comparte una cerveza con tus amigos y celebra que ya es un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Fotos de http://www.playgroundmag.net/