La Comisión Europea ha alertado de que algunos componentes de la tinta de los tatuajes puede liberar sustancias cancerígenas. El informe lo han llamado 'Seguridad e los tatuajes y maquillaje permanente. Muchas de las sustancias con las que se hacen las tintas no están hechas para uso cosmético.

Las sustancias cancerígenas que pueden liberar la tinta de los tatuajes pueden aparecer décadas después de hacerse uno. Un tatuador cuando hace su trabajo inyecta la tinta en la dermis pero no hay una legislación específica en la Unión Europea sobre la tinta pero sí sobre sus productos cosméticos.

La gran mayoría de la gente está tatuada y más concretamente los jóvenes, lo que no saben es que los ingredientes utilizados en la tinta no están autorizados para que se usen sobre la piel, por decirlo de alguna manera no son legales.

María Areses Vidal, la experta de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios afirma que más del 80% de los colorantes que se utilizan son orgánicos y el 60% son pigmentos azoicos que pueden liberar aminas aromáticas. Estas partículas están asociadas con la aparición de algunos cánceres y se utilizan para las industrias de la goma, el aluminio y el textil.

Las reacciones pueden aparecer décadas después de haberse tatuado y esto es debido a la degradación de sus componentes por la exposición solar o la radiación ultravioleta provocando a la persona infecciones bacterianas, alergias y muchas enfermedades más.

Desde la Comisión Europea van a actualizar los requisitos químicos que lleva la tinta de los tatuajes y analizar en profundidad los daños para la salud que puedan acarrean para poder llegar a un compuesto libre de aminas aromáticas y otras sustancias para que no provoque un rechazo en la persona.

Comparte este riesgo con tus amigos que tengan tatuajes para prevenirlos

 

Fotos de La Sexta, Infosalus , España diario y El Mundo