A veces la vida o en este caso la salud te pueden hacer pasar malas jugadas. Una joven de 20 años de Reino Unido, Jessica Sharman sufrió un ataque epiléptico en marzo y perdió todos sus recuerdos.

Cuando despertó del ataque no conocía a sus padres, ni a sus amigos, ni lo que había sido en la vida o estaba haciendo, ni a su novio Rich Bishop. El amor que le procesan cada uno de los miembros de su familia y amigos es tan grande que no quisieron separarse de ella ni un minuto intentando hacerla recordar.

Su novio de 25 años le está ayudando mucho a que recupere la memoria, llevaban sólo 7 meses juntos pero el amor obra milagros y a Rich le pareció buena idea recrear todos los momentos que habían vivido juntos.

Rich y Jessica iban con el tren de cercanías cuando ocurrió la desgracia y la chica empezó a convulsionar. Su novio al bajar del tren llamó a sus padres mientras cuidaba de ella y cuando llegaron Jessica no podía reconocer a nadie ni tampoco a sí misma cuando se miró al espejo.

Cuando la llevaron al médico le dijeron que sufría de amnesia por la epilepsia que ya sabía que sufría desde los 14 años pero nunca le había afectado a la memoria.

Desde ese momento Rich intentó conquistarla pero Jessica al principio se sentía rara e incómoda, no obstante tras varios meses la joven confiesa que “No recuerdo la primera vez en la que me enamoré de Rich, pero sí la segunda”

 

Un final feliz para una historia bonita