Las tartas tradicionales de chocolate, nata, caramelo o golosina ya se han pasado de moda en Japón y ahora lo típico es celebrar el cumpleaños con tartas de carne cruda que se cocina una vez se hayan soplado las velas.

Esta nueva moda culinaria olvida el azúcar, la mantequilla y la harina y da paso a la carne cruda en forma de flor o jardín. El país no ha empezado a hacer esto este año sino que lleva alrededor de dos años haciéndolo y ahora se ha viralizado.

Es una tendencia gastronómica que ha ido mejorando con el paso del tiempo y así es una doble excusa para comer junto la comida y el postre. Este tipo de tarta está despegando en el país asiático, donde abundan los mariscos y la carne roja se considera un lujo.

En las redes se pueden encontrar innumerables creaciones como una montaña de flores, un jardín poblado o la carne formando un castillo.

Estos japoneses si que saben cambiar las tradiciones, y las redes sociales están repletas de tartas de carne. No sé si esa moda llegará a España, pero si lo hace yo al menos no creo que quiera probarlo.

 

Comparte este cambio de tradición

Fotos de Twitter e Intagram