Dominar a un perro es más fácil si son de raza pura y los cuidas desde pequeños. Hay perros pequeños que son más tiernos, otros medianos y otros grandes que son los que más miedo transmiten.

Los pitbull macho pueden llegar a ser perros temibles por su tamaño y por su gran boca y carácter agresivo, pero muchos de ellos pueden llegar a coger mucho cariño a sus dueños y sentir un amor férreo por ellos.

Una niña de cuatro años ha crecido en una casa donde hay 6 pitbulls macho que uno ya llega a ser el doble que ella. Con gran maestría y firmeza la niña les obliga a ponerse todos cara a ella y quietos.

A los animales los han cuidado muy bien y con la pequeña se sienten a gusto por eso la obedecen tanto y con tantas ganas, además de que tienen hambre y eso les hace estar más atentos.

Aquí puedes ver el vídeo que cómo la niña acaba por darles la comida cuando ella dice y no cuando ellos lo desean.

Comparte la forma de dominar que tiene esta niña hacia sus perros