Hay niños que son muy adorables y si además los ves dormir se te cae la baba de puro amor. A veces de lo cansados que están no pueden esperar a llegar a casa o subirse al coche y se quedan dormidos en cualquier sitio.

Todo apunta a que un niño va con pilas. Sus ganas de jugar empiezan al abrir los ojos por la mañana y cuando ha agotado todas sus energías vuelve a cerrar los ojos, lo curioso es el lugar donde lo hace. Algunas de estas fotografías son muy curiosas y te harán reír un rato. Como la de la niña que se durmió mientras conducía, ¡menos mal que el coche lo dirigía su madre!

Parece que el carrito de la compra es muy cómodo para este pequeñín que no ha conseguido mantenerse despierto hasta llegar a casa.

Este bebé si que es adorable, ni frió, ni calor, él con tener un respaldo se duerme donde sea hasta encima de la nieve.

¿Quién dijo que comer te da sueño? Este nene lo ha demostrado y después de una macedonia se ha quedado dormidito como si fuera un ángel.

Esta niña ha aprovechado mientras su madre cogía un videojuego para tumbarse en el sueño y dormir.

No hay nada más cómodo que la cabeza de tu papá. A este pequeño se le ve que está teniendo un suelo muy profundo.

Es normal y lógico que cuando haces ejercicio acabes muy cansado, lo que no es tan normal es que te quedes dormido en la misma sala de entrenamiento.

Este niño no ha podido aguantar el sueño y se ha quedado dormido en el sillón pero en una postura bastante incómoda.

Si te han parecido graciosas estas fotografías comparte con tus amigos.

 

Fotos de recreoviral