Hacer feliz a un niño es muy fácil, sólo hay que saber que los juegos son lo más importante en su mundo hasta que se hacen mayores. Los niños tienen muñecos, playmovils, coches... y si uno se rompe sufren mucho porque se sientes solos. Un cirujano ha operado a un muñeco para hacer feliz a un niño.

Haz reír a un niño y serás la persona más afortunada del mundo. Un cirujano estadounidense ha operado a un muñeco  para que un niño no se sintiera solo. No hay nada más bonito que cuidar de los más pequeños, y esta acción por parte de Travis Groth ha conmovido de emoción a mucha gente. En el Hospital infantil de Wisconsin mientras operaban al pequeño de 9 años también lo hacían con su peluche para que éste no se sintiera solo.

Un peluche para un niño es como un amigo y para Ryan es su preferido, el que lleva consigo a todas partes y que está un poco estropeado. Ryan iba a ser operado y el doctor Groth decidió operar a su muñeco también para que al salir de la intervención Ryan no se sintiera sólo.

 

 

Cuando Ryan despertó vio que su mejor amigo también tenía puntos de sutura y comprendió que estaban pasando por la misma situación. Lo que hizo que Ryan estuviera más tranquilo y contento.

 

La labor de los médicos ante las enfermedades de los niños es hacerlos sentir como en casa, que estén cómodos y relajados para que su vida no sean cuatro paredes de un hospital. Si haces feliz a un niño, no solo conseguirás que uno lo sea sino que esa alegría la transmitirá a sus amigos y habrán más niños felices.

 

Comparte con tus amigos esta buena obra y haz felices a los niños

Fotos de Pinterest y Facebook