Una superstición es una creencia sin fundamento racional que consiste en atribuir carácter mágico o natural a sucesos o pensar que ciertos hechos o vivencias causan mala suerte en determinados aspectos de tu vida o en todos.

Las supersticiones sólo son creencias que nuestros antepasados nos inculcaron y ahora mucha gente se tortura pensando que serán verdad y en todo lo que tienen que hacer para no tener mala suerte en la vida.

Los gatos negros dan mala suerte: El odio del mundo real de los gatos negros se remonta al Papa Gregorio IX, que declaró oficialmente a los gatos negros como la encarnación del diablo en 1232. Tirar gatos negros sobre hogueras se convirtió en una manera popular de celebrar las fiestas cristianas.

En viernes 13 ni te cases ni te embarques: Se dice que Judas, el apóstol que traicionó a Jesucristo, era el treceavo en la mesa. También se dice que un dios timador y asociado con el mal llamado Loki era el treceavo invitado.En el Tarot la carta de La Muerte es la número 13.

Pasar por debajo de unas escaleras da mala suerte: Los egipcios pensaban que si pasabas bajo una escalera te arriesgabas a ver a un dios subir o bajar. Una creencia cristiana un poco más reciente indica que la forma de una escalera apoyada contra una pared forma un triángulo que recuerda a la Santísima Trinidad, y caminar debajo de ella significa romper ese triángulo sagrado.

No seguir una cadena de cartas da mala suerte: La primera carta en cadena decía: “El que copie esta carta será bendecido por mí. El que no lo haga será maldito.” Fue publicado en algún momento en el siglo XVIII, y fue escrita por Jesús, al menos esa es la historia. De acuerdo con esto, fue 55 años después de la crucifixión de Jesús, él ordenó a Gabriel para que tomara una carta y la pusiera debajo de una roca que decía: “El que recoge esta roca será bendecido”. La roca se quedó donde estaba hasta que un niño, que nunca había pecado, la recogió y encontró la carta. Él, por supuesto, la copió y la pasó a todos sus amigos y vecinos, que obviamente hicieron lo mismo.

Tocar la madera para alejar las desgracias: Los antiguos paganos pensaban que habían espíritus que vivían en los árboles, y golpear la madera era una manera de llamar su atención: un golpe para llamar su atención, dos golpes para decir: “Gracias, espíritus de los árboles!”.

Romper un espejo son 7 años de mala suerte: En la antigüedad los espejos eran un objeto muy valioso muy caro, y se decía que si se rompía un espejo tendrías 7 años de mala suerte porque te quedabas sin dinero. Por otra parte la imagen en el espejo es una proyección real del alma, y ​​romperlo es como dañar tu alma y no será capaz de protegerte de la mala suerte hasta que se repare.

 

 

¿Eres supersticioso? Compártelo con tus amigos