La capacidad que tiene un padre por cuidad de un hijo es tan grande como el de una madre aunque no lo parezca hasta puntos de dejarlo todo cerrado antes de su muerte.

Nick Rose es un padre soltero que ha pasado sus últimos días con su hijo de cuatro años mientras le buscaba una familia de acogida. Las redes se han conmocionado con la noticia, pero es que Nick sufría un cáncer terminal que no le ha dejado disfrutar de la vida de su pequeño.

Su madre les abandonó a los dos cuando el bebé no tenía ni un mes, y durante cuatro años Nick ha estado cuidando de su hijo porque es lo que más quiere en este mundo.

Nick tenía 40 años y le diagnosticaron un cáncer terminal hace poco y ha pasado sus últimos días buscándole una familia de acogida a Logan que es su hijo de 4 años.

Antes de morir encontró a una familia de acogida y supo que con ellos iba a estar bien y crecer como un niño sano y feliz. Los amigos de Nick aseguran que era un hombre y padre maravilloso.

 

Comparte con tus amigos lo que es capaz de hacer un padre por sus hijos