La textura que tienen los gratinados, mantecosa y crujiente suele aportar al paladar todo lo que necesitamos para coger energía. Es un plato que se recomienda comer los fines de semana.

Este plato especial para fines de semana es perfecto para los paladares más exigentes. Si estás con tu pareja y lo quieres hacer necesitas estas cantidades de estos ingredientes

400 gr de patatas
100 gr de setas
1 diente de ajo
1/2 cebolla
300 ml de nata para cocinar
50 gr de jamón serrano
100 gr de queso parmesano
1/2 cucharada de mantequilla
Eneldo
Perejil fresco
Aceite de oliva
Sal
Pimienta negra

Lo primero que debes hacer y como si de un bizcocho se tratara es precalentar el horno a 180ºC y mientras se hace lava y corta en láminas las patatas y las setas y pica la cebolla,los ajos y el jamón en pequeños dados.

En una sartén a medio fuego y un poco de aceite y mantequilla, saltea los ajos y cuando cojan un color dorado, añade la cebolla y rehógala hasta que se ponga transparente.A continuación echa las setas y luego los tacos de jamón.

El siguiente paso es untar de mantequilla el interior de un molde y empezar a montar primero con una capa de patatas luego una de setas, cebolla, ajo y jamón. Así hasta formar varias capas y acabar con una de patatas.

Y por último vierte la nata por encima y cubre las patatas con queso parmesano, eneldo y perejil. Debe de estar en el horno 45 minutos aproximadamente. Verás que la costra de queso está dorada y el interior suave y cremoso.

 

Buen provecho para todos