Los gatos y los perros son especies diferentes que lo demuestran en su comportamiento diariamente, aún así pueden convivir juntos y en armonía si sigues una serie de normas.

Estos felinos se han adueñado de las camas de estos pobres perretes dejándoles sin su zona de descanso. Hemos recopilado en un video las escenas más tronchantes. ¡Pobrecitos!