Alrededor del lago Lugu, al suroeste de China, vive la comunidad Mosuo. Una de las peculiaridades de esta comunidad es que conserva un sistema social matriarcal, donde las mujeres son propietarias de las casas y tierras.

El matrimonio monogámico no está vigente en esta sociedad, no obstante hay casos aislados.Las mujeres son propietarias de todas las posesiones familiares y la cabeza de familia es la matriarca. Suena extraño para sociedades occidentales que siguen un sistema social muy diferente.

Una de las peculiaridades de la comunidad Mosuo son los llamados “matrimonios andantes”. Por la noche es el único momento donde se le permite al hombre visitar a su amante, entrando y saliendo por la ventana. Las mujeres pueden tener más de un amante.

También, el hombre no es propietario de ningún bien, por ello, viven con sus madres o hermanas. Estas prácticas se van perdiendo poco a poco a causa del turismo, sobretodo del turismo sexual que algunos agentes turísticos venden.

No hay que caer en el tópico de las mujeres poligámicas y hombres que no desempeñan ninguna labor. El hombre, al desconocer quien es su hijo, cuida a los hijos de sus hermanas o familiares. También realizan labores de pesca y ganadería.

No obstante, se puede hablar de una de las pocas sociedades matriarcales que perdura en la actualidad.

Comparte esta curiosidad

Fotos de playground