Una de las más trágicas historias ha acabado con las vidas de los protagonistas de Jackass. Desde que empezaran sus inicios en la MTV con un éxito rotundo por ver quien era el más estúpido hasta acabar con secuelas físicas irreversibles y uno de ellos muerto. Su humos amarillo a lo americano triunfó hace ya 16 años con las ostias más brutales y absurdas que se han podido ver en la televisión. Bromas y tortazos al borde de la muerte por su alto grado de peligrosidad.

Sus protagonistas Margera, Ryan Dunn, Johnny Knoxville, Jason Acuña, Steve-Oy y Chris Pontius rozaban la ilegalidad con su diversión autoritaria en la que a veces involucraban a gente que no tenía nada que ver con sus bromas pesadas. Para ellos no existía la muerte, luchaban contra ella y en incontables ocasiones casi la rozan por completo. Se creían los amos del universo y creyéndose invencibles llegó el gran desplome con la muerte de uno de los más destacados, Ryan Dunn que perdió la vida tras estampar su coche contra un árbol. Iba borracho y a 200 km por hora.

A raíz de su muerte su mejor amigo y también componente del grupo, Bam Margera cayó en depresión, sus gritos alocados, sus lágrimas de dolor se veían expuestos delante de miles de seguidores. Y Margera, se echó a la bebida para olvidar, seguía apareciendo en la televisión pero de forma que se ridiculizaba y resultaba patético. Intentó dejar la bebida pero al fallecer su tío volvió a decaer dejándole en un estado de depresión total.

Johnny Knoxville que era el líder del grupo por ser el más alocado y destartalado de todos por sus payasadas y sus bromas pesadas ha acabado meando a través de un cáteter ya que intentó hacer un experimento en un afán por averiguar su árbol genealógico que le rompió el pene.

El que ha acabado realmente loco ha sido Steve-O conocido por graparse el escroto en una pierna o tatuarse la caricatura de él mismo en la espalda. Intentó suicidarse y sus compañeros le metieron en un psiquiátrico en el que le diagnosticaron bipolaridad y problemas con las drogas. Afortunadamente ahora está desintoxicado y no parece ser un problema para la sociedad ni para él mismo.

Chris Pontius que le gustaba salir desnudo en las escenas de Jackass es uno a los que todavía le sonríe la fama ya que sigue haciendo sus locuras a través de su cuenta de Intagram,

Pero sin lugar a dudas el que si ha sabido coger la fama por la mano es Jason Acuña que es empresario y acróbata de circo más conocido como Wee Man y su lanzamiento cual cohete humano por sus amigos. Se escabullía de todos los líos aunque cuando lo pillaban la broma que le hacían era memorable. Ahora es empresario y propietario de un restaurante en California.

Si quieres que tus amigos sepan qué ha sido de las vidas de los Jackass que tanto hacían reír por sus travesuras compártelo con ellos