El dulce es no es algo de lo que se pueda renunciar, a todo el mundo le gusta el chocolate, la nata, las tartas en mayor o menor medida y es por excelencia el placer de después de comer. Hay gente que no lo come por miedo a engordar pero una vez al día o cada dos nunca viene mal.

Hay postres que aunque lleven azúcar, contienen otros ingredientes que los hacen saludables. La receta que os vamos a dar hoy es un bizcocho de naranja sencillísimo de hacer. Los ingredientes varían dependiendo las personas, estas medidas son para 4:

250 gr de harina
260 gr de azúcar
1 naranja
100 gr de aceite de girasol
1 yogur
3 huevos
1 sobre de levadura
1 cucharada de bicarbonato

Lo primero que tienes que hacer es precalentar el horno a 180º y mientras se calienta ralla la corteza de la naranja sin llegar a la parte blanca y luego exprímela. Déjalo en un lado y casca los huevos separándolos de las yemas.

Cuando lo tengas mezcla en un bol las yemas, el yogur, el aceite, el zumo y la ralladura de naranja.Debe quedar bien batida y sin grumos para poder añadirle la harina, la levadura y el bicarbonato hasta que quede una masa espesa.

 

Las claras de huevo que has separado antes bátelas para que lleguen al punto de nieve y viértelas en la masa con movimientos suaves ayudándote de una espátula de silicona.

Por último unta un molde del tamaño que quieras con mantequilla para que no se pegue la masa y viértela. En 35 minutos en el horno estará listo. Antes de sacarla comprueba que está hecho por dentro con un palillo, si sale limpio es el momento de sacarlo; si no, déjalo cinco o incluso diez minutos más.
Después sácalo del horno y deja reposar varios minutos y decórala de la manera que más te guste.

 

Comparte esta receta con tus amigos

Fotos de Demos la vuelta al día y google