Los flanes tienen una textura ligera, gelatinosa y cremosa, lo puedes hacer natural o de chocolate o vainilla. Tradicionalmente se cocina al baño María con caramelo acompañado por nata y fresas.

De toda la vida los flanes son el postre por excelencia de cualquier restaurante, no obstante todo evoluciona y se pueden hacer postres mucho más elaborados y variados. El flan helado de naranja confitada es uno de ellos y sus ingredientes son:

6 yemas de huevo
750 ml de nata
50 ml de licor de naranja
La piel de 2 naranjas y 1 ciruela confitadas
200 gr de azúcar

Con todos los ingredientes sobre la mesa, bate las yemas en un bol grande y lleva a ebullición con 2 cucharadas de azúcar. Retira del fuego, deja enfriar un poco y viértelo sobre las yemas. Bate con varillas durante 5 minutos y añade el licor de naranja. Remuévelo bien y reserva la mezcla.

Corta en juliana la mitad de la piel confitada de naranja y en cuadraditos el resto. Monta la nata bien firme y añádele las yemas, mezclando de arriba a abajo. luego incorpora cuadraditos de piel de naranja y mezcla todo bien.

Vierte en un bol la mezcla y mete al congelador durante 4 horas. Una vez esté listo desmolda el flan helado 15 minutos y decora con la piel confitada de naranja y de ciruela.

No hay nada difícil si sabes tener paciencia

Fotos de google