Pasa un rato divertido riéndote de los robos más absurdos y fallidos que han habido. No se puede ser más tonto.