Todo el mundo o casi todos beben café por la mañana para despejarse y no quedarse dormidos en la oficina. La gran mayoría de ellos le ponen un poco de azúcar para quitarles el amargor pero no saben el secreto más oculto.

El azúcar al ser dulce se piensa que le quita el amargor al café, pero es erróneo ya que realmente como se le quita el amargor es a base de sal. Esto viene a raíz de un estudio realizado por la revista Natura.

Los bebedores de café también lo han afirmado y es que la mejor manera de acabar con ese sabor extra fuerte en el paladar es añadiendo sal ya que sus iones de sodio suprimen el amargor y mejoran su sabor.

Lo más importante es saber dosificar la cantidad de sal porque si nos pasamos podríamos darle un sabor muy salado.  Este estudio viene a raíz de uno hecho previamente con el vino como conejillo de indias con el objetivo de quitarle el sabor tan fuerte de algunos tintos.

Prueba el café con sal