Sólo con mirar el vídeo, el cuerpo se estremece, un puñetazo le basta al portero de una discoteca de Murcia para dejar en estado de coma a un joven de 28 años natural de Alcantarilla. Los hechos ocurrieron el 11 de diciembre en la plaza Santa Isabel de Murcia.

Los amigos que estaban con él dicen que lo único que sucedió fue que la víctima chutó una botella de cristal y se rompió en las inmediaciones de la discoteca, algo que no gustó nada a los porteros argelinos que tienen en propiedad varias discotecas y para ellos es como una especie de mundo basado en su propia ley. Al ver la acción del chico varios porteros se acercaron al grupo y empezaron a hablar cuando de repente uno de ellos le propició un puñetazo que le dejó tirado en el suelo en estado de coma.

Sin ni tan siquiera inmutarse los porteros se largan dejando al chaval en el suelo y sus amigos preocupados al ver que éste no reaccionaba.

Estas imágenes les han servido a la Policía para identificar y detener a los autores del ataque. Los porteros eran de nacionalidad argelina y española de 41 años y de 20 años. El tercero de ellos de nacionalidad búlgara de 40 años acudió voluntariamente a la comisaría donde confesó que no sabía exactamente lo que había pasado y negó su participación en los hechos pero no sabía que los policías ya lo habían identificado como el autor de la agresión y por lo tanto lo detuvieron. También ha sido detenido un cuarto implicado y están todos encarcelados a expensas el veredicto final del juez.

Desde la brutal agresión, el murciano ha estado en el Hospital en estado de coma hasta que ha despertado en menos de un mes. Algo muy positivo para él y su familia. Su estado todavía es grave pero está consciente y estable. Los médicos le han realizado una traqueotomía por lo que no puede hablar aunque si ha podido comunicarse con su familia. De momento la evolución es buena y se espera que poco a poco vaya a mejor.

 

Comparte la buena noticia con tus amigos