Se ha hundido un parque infantil de la calle Tomás y Valiente de Santander, situado sobre un parking subterráneo.
Alrededor de las 6.30 horas, los vecinos del barrio de Nueva Montaña de Santander se han despertado sobresaltados al oír varias explosiones. El motivo ha sido el hundimiento del parque infantil de la calle Tomás y Valiente, situado sobre un parking subterráneo.

El suceso se ha producido sobre las 6.30 horas en el cruce de las calles Luciano Malumbres y Tomás y Valiente, se trata de una urbanización de casas situada frente al centro comercial Bahía de Santander y al lado de la autovía A-67, de salida de Santander hacia la Meseta.
Desde que se produjo el suceso los bomberos de Santander, Policía Local, Protección Civil, Guardia Civil y efectivos de emergencias de todos los servicios se encuentran en la zona, a la que también ha acudido la alcaldesa, Gema Igual, y otros integrantes de la Corporación municipal.

Por el momento, se busca si hay víctimas aunque desde la policía prácticamente lo descartan tras haber inspeccionado la zona durante dos horas.

El parque infantil y la pequeña pista deportiva, que estaban anexos, se han hundido y el terreno ha caído sobre el aparcamiento subterráneo que pertenece a la urbanización de pisos que hay en esa zona de la ciudad y donde estacionan alrededor de 500 vehículos.

elmundo.es