La celiaquía es una enfermedad por la cual eres intolerante al gluten que es lo que contienen la gran mayoría de cereales. Los síntomas pueden aparecer o no dependiendo el tipo de intolerancia que tengas.


Si te han diagnosticado y eres celiaco pero no presentas ningún síntoma de los que voy a detallar más abajo es porque tu intolerancia es asintomática. Es muy importante consultar con un médico antes de empezar un tratamiento contra algo que no sabes realmente que es. Los niños suelen presentar síntomas a partir de los 5 años, pero han habido casos en los que se les ha diagnosticado de recién nacidos.

Sus síntomas son: Diarrea crónica o estreñimiento, pérdida de peso, gases y calambres, heces pálidas y malolientes, retraso en el desarrollo, problemas de fatiga o irritabilidad, baja estatura por su edad y distensión y dolor abdominal.

Por su parte los jóvenes no presentan síntomas reconocibles. Además, debemos tener en cuenta que es poco frecuente que se manifieste en plena adolescencia. Los síntomas más comunes aunque un poco inciertos son: Anemia ferropénica, diarrea, distensión abdominal, baja estatura, ausencia de períodos menstruales, dolor de cabeza, artritis crónica juvenil y epilepsia.

La celiaquía para los adultos suele presentarse a partir de los 30 años y sus síntomas son: Diarrea crónica o estreñimiento, dolor abdominal, flatulencia, pérdida de peso, anemia ferropénica, dolor en las articulaciones, osteoporosis, depresión o ansiedad, ausencia de períodos menstruales, infertilidad o aborto involuntario recurrente, aftas dolorosas en la boca, dermatitis herpetiforme, ataxia.

Si crees tener estos síntomas lo mejor es ir al médico para que te realice las pruebas suficientes para su diagnóstico.

Antes de autodiagnosticarte acude a un médico

Fotos de Google