Si tu cuerpo se acostumbra a dormir poco parece que todo está dentro de la normalidad, pero es totalmente al contrario ya que a consecuencia de este hecho provocas reacciones en tu cuerpo que no sabías.

Dormir menos de 6 horas al día durante mucho tiempo puede provocar consecuencias en tu cuerpo que no sabías que podían suceder. Es lógico que por motivos laborales o actividades sociales reduzcamos nuestras horas de sueño ya que en un día a veces 24 horas no son suficientes para todo lo que tienes que hacer. Dormir es incluso más importante que comer, hidratarse o descansar. Dormir significa estar relajado al 100% sin ningún otro pensamiento que un sueño bonito.

Los niveles de estrés altos es uno de los síntomas que más preocupa ya que con la falta de sueño, el estrés se acumula y duplica y te levantes doblemente cansado. Lo que tienes que hacer es dormir 8 horas diarias  porque sino lo haces ese estrés se convierte en ansiedad.

La depresión y la faltad e concentración son otros de los síntomas de no dormir mucho. Por un lado la depresión aparece a raíz de nuestros neurotransmisores que regulan tu estado de ánimo. Y la falta de concentración se refleja en el aprendizaje y en el pensamiento. Los ciclos del sueño desempeñan un papel importante en el refuerzo de los recuerdos de la mente.

Otro de los factores que aparece por no dormir lo suficiente es el de problemas de obesidad y presión arterial porque tiendes a retener más líquidos y como estás cansado todo el día no hacen ejercicio.

Dormir significa descansar todas las partes de tu cuerpo al máximo para reponer energías y te sientas más activo al levantarte todos los días.

 

Duerme más, duerme mejor

 

Fotos de mejor con salud