España es el único país que tiene la costumbre de cocinar con aceite porque es más sano para la salud y una forma de recargar nuestro organismo de propiedades esenciales para su correcto funcionamiento.

Existen varias  razones por las que cocinar ciertos alimentos con mantequilla es igual de sano que hacerlo con aceite. Para no sobrepasar los niveles de grasa en nuestro cuerpo debemos de utilizar cantidades moderadas y saber cuál es el mejor momento del día para incluirla en nuestros platos. Es bien sabido que el desayuno es la comida que más energía debe aportarnos, así que una buena tostada con mantequilla hará que estés activo todo el día.

La mantequilla es un alimento saciante por lo que no será necesario consumir mucha para sentirnos llenos y esto ayudará a que no estemos comiendo a todas horas. Su textura consistente hace que la digestión la hagamos más lenta y no tengamos necesidad de comer al poco tiempo.

Las vitaminas que contiene la mantequilla son la A y la D al ser un producto lácteo debe de tenerlas aunque en menos cantidad. Lo ideal es añadir a tus galletas o cocas un poco de mantequilla para endulzar.

Y lo último de todo es que es un buen aderezo para ciertas comidas. Si estás cansado del aceite puedes utilizar la mantequilla como espesante de salsas, o para darle más sabor a la pasta o al arroz.

No podrás evitar probarlo, compártelo

Fotos de tapasmagazine