Hay que dedicar mucho en diseñar tarjetas de visita y presumir de cuál es la mejor. Gracias a Internet los currículos se contemplan en una pantalla y la información de contacto está al alcance de un click.

La era digital ha consumido lo tradicional, pero todavía hay gente dispuesta a demostrar que es mucho más aceptable una original manualidad a un formato pdf. De esta manera explotas tu creatividad para que las empresas prefieran tu perfil. Esta tarjeta es muy original, fusiona peluquería y rock and roll. En Mod se anuncian con unos peines que al pasar la uña sobre ellos suenan los acordes del Satisfaction de The Rolling Stones.

La publicidad gratuita de Dario Monetini se ha presentado en forma de un juguete para hacerse fotos.

Si tu empresa se llama Ninja, lo más original que puedes hacer es tener un shuriken en formato tarjeta.

Richard Evnas ha diseñado una tarjeta para promocionar una tienda de muebles en Londres de lo más cuca ya que se combierte en una silla en miniatura.

Si tienes un centro de yoga esta es la mejor forma de venderte: una esterilla plegable.

Yuka Suzuki le echó imaginación y creó para su peluquería de estilismos unas tarjetas con distintos tipos de cabellos.

 

Sé más creativo que los demás

Fotos de Gonzoo