De un año para otro aparecen recetas nuevas y muy sabrosas para la primavera y el verano. Las frutas de temporada son grandes aliadas para hacer sabrosas tartas.

Esta tarta de frutas con un poco de merengue es perfecta para las largas tardes del verano. Es un poco más complicada que otras, pero vale la pena cuando la has probado. Los ingredientes que se necesitan son:

1 masa de hojaldre
3-5 frutas (melocotones, albaricoques , nectarinas)
100 gr de nata para montar
1 huevo
2 claras
100 gr de almendras molidas
25 gr de almendras laminadas
1 vaina de vainilla
140 gr de azúcar glass
2 cucharadas de mermelada de albaricoque
1 cucharadita de harina de maíz

Primero calienta el horno a 200ºC y coloca la masa de hojaldre desenrollada en una bandeja sobre papel de cocina. Marca el borde con un cuchillo y cuécelo unos 12 minutos hasta que haya subido el hojaldre y esté doradito.

A continuación mezcla bien la nata con el huevo entero, las almendras molidas, el extracto de vainilla y 40gr de azúcar. Una vez esté bien mezclado lo único que debes hacer con cuidado es hundir el centro del hojaldre con la mano y repartir esta mezcla por encima. Cuando esté bien esparcida, cúbrelo todo con la fruta cortada y la mermelada un poco caliente. Ponla al horno durante 10 minutos.

Durante esos diez minutos monta las dos claras a punto de nieve  y  añade poco a poco los 100 gr de azúcar y espolvorea con la harina de maíz hasta que queden bien montadas. Después retira la tarta del horno y baja la temperatura a 160ºC. Pon el merengue a cucharadas por encima de la tarta y dórala en el horno unos 8 minutos.

Mira otras pulporecetas

Comparte las nuevas recetas del verano