En los años 30 cuando el movimiento escandinavo nació a partir del Modernismo, una corriente definida por su funcionalismo y la simplificación de las formas en todas las estancias de un hogar.

El estilo nórdico de una casa viene de la personalidad de los finlandeses, suecos, noruegos, daneses e islandeses ya que tenían un modo de ver la vida de forma moderna y muy ligada a la naturaleza.

Su objetivo es humanizar los onjetos a través del uso de materiales naturales como la madera, la piel o el cáñamo y democratizar sus piezas con técnicas innovadoras que permitan crearlas en serie y a precios razonables.

La decoraciñon es propiamente con tonalidades claras y abunda el blanco para aparentar una habitación más grande.

 

Su muebles y todo lo que lo complementa es resistente y muy funcional cn un toque de naturaleza como las plantas en las terrazas o en los muebles.

La inspiración escandinaba está muy de moda en nuestro país por su modernidad y su estilo sencillo y minimalista.

Innova con este estilo tan elegante

 

Fotos de Un hogar con mucho oficio