Los minerales que están presentes en el agua suelen variar dependiendo el terreno por el que pasa antes de llegar a los grifos de cada casa. Si el agua contiene pocos minerales no es peligrosa, pero si es al contrario, tiene un alto contenido de cal.

Hay una manera muy fácil de quitar la cal de los grifos de tu casa de manera ecológica. Muchas de las formas de quitar la cal es con productos de limpieza pero éstos suelen ser concentrados que pueden contaminar el agua. Con tan sólo dos ingredientes dejarás los grifos como los chorros del oro.

Sólo necesitas jugo de limón o vinagre, bandas elásticas y un trapo limpio.

El procedimiento es muy sencillo: Tienes que empapar un paño de tela con jugo de limón o vinagre y posteriormente cubrir todo el grifo con el trapo. Si lo quieres hacer en el cabezal de ducha sólo tienes que taparlo con una bolsa llena de limón o vinagre.

Hay que dejar reposar unas horas y transcurrido este tiempo ya se podrá limpiar correctamente. Puedes repetirlo varias veces.

 

Deshazte de la cal de una vez por todas

Fotos de La Bioguía