Una familia se compone por un padre, una madre, uno o dos hijos y por supuesto una mascota que puede ser un perro, un gato, un periquito, un hamster... Debido a ésto les tratamos como humanos y les damos de comer cualquier cosa.

Debemos tener en cuenta que una mascota tiene otro tipo de necesidades alimentarias y su sistema digestivo es muy diferente al de los humanos. Los perros o los gatos tienen una dieta balanceada y acorde a sus requerimientos nutricionales. Tanto los perros como los gatos no tienen límites a la hora de ingerir comida y si les atiborras a todas horas será muy perjudicial para ellos. Hay ciertos de alimentos que no digieren nada bien y debes saber cuáles son.

El chocolate: como a todo el mundo, el dulce sabor a chocolate les encanta, pero es muy peligroso para su organismo. El chocolate contiene teobromina que es tóxico para el animal. Si ingieren 100 gramos de chocolate puede causarles graves complicaciones y afectarles a las funciones vitales, como el aumento de la contractilidad cardíaca, producir deshidratación al actuar como diurético, provocar diarrea y vómitos al afectar el sistema gastrointestinal, causar úlceras en la mucosa gástrica, provocar convulsiones, modificar su sistema nervioso y hasta desencadenar en el fallecimiento del animal.

La cebolla y ajo: les puede provocar anemia hemolítica, atacan los glóbulos rojos del animal y puede causar debilidad o problemas respiratorios. Es muy importante que no le des las sobras de comida porque pueden contener estos ingredientes.

El hígado, grasa y huesos: cuando un perro o un gato consume hígado en gran cantidad provoca toxicidad debido a la ingesta de vitamina A. Y esto afecta a sus músculos y huesos. La grasa puede provocar pancreatitis y exceso de grasas en la sangre.Y los huesos de cordero, pollo o conejo pueden astillarse y clavarse en la garganta.

Los productos lácteos: Igual que los humanos, los perros y gatos sólo necesitan la leche cuando están en la etapa de amamantamiento y después su mismo organismo rechaza la lactosa porque el animal no cuenta con la enzima encargada de esta tarea.

Las uvas, pasas y nueces: pueden ocasionar insuficiencia renal y para darte cuenta de ello los síntomas se presentan con diarrea, vómitos, elevada ingesta de agua y letargia.

Los veterinarios aconsejan que la mejor dieta para una mascota es el pienso específico para cada tipo de animal ya que contienen los nutrientes esenciales para su buena digestión. Además algunos perros pueden tomar ciertas frutas para no retener tantos líquidos.

 

Y tú, ¿ que le das de comer a tu mascota?

Fotos de google y mejor con salud