Cuando te enamoras de una persona estás como flotando, todo te parece hermoso y piensas que eso es realmente la felicidad, pero cuando se acaba el enamoramiento hay que mantener la relación con pequeños detalles que te harán mucho más feliz.

El respeto hacia tu pareja es mucho más importante que la pasión o la vida sentimental porque es la base de una relación, a partir de ahí todo viene solo. Quererse a uno mismo es fundamental para poder funcionar en pareja. Mientra seas amable contigo mismo, lo serás también con la persona con la que compartes tu vida. Los gestos comprensivos, la sinceridad y las buenas acciones sacarán la relación adelante.

No se debe pagar las frustraciones de uno con la otra persona porque lo único que se consigue es quemar la relación, hay que saber lidiar con tus propios sentimientos y si tienes ganas de desahogarte lo único que debes hacer es pensar las palabras correctas para no hacer sentir a tu pareja como el culpable de que tú te sientas así.

Cuando vives en pareja se debe repetar el espacio y tiempo de cada uno como también encontrar momentos para dedicárselos a fortalecer la realción.

El tema del dinero es clave para que no haya conflictos y crisis. Lo mejor es que cada uno se administre su dinero y que se cree una cuenta en común para los gastos de viajes, comida, salidas con los amigos… de esta manera se ahorrará mucho más y nunca se tendrán problemas de dinero.

Lo más importante es quererse a uno mismo y cuidarse físicamente para que tu pareja te vea cada vez mejor y con ganas de seguir formando una historia juntos.

 

Haz feliz a tu pareja todos los días

Fotos de Lofficiel