Las hojas, raíz, corteza y semillas del árbol de la guanábana se usan a parte del fruto para uso médico. Es una fuente significativa de carbohidratos, fibras, vitamina C y B y minerales como el el potasio y el magnesio.

La guanábana además de tener estas propiedades tan características también tiene componentes que ayudan a calmar los dolores de músculos y articulaciones de manera natural. Este descubrimiento fue a raíz de la elaboración de una crema por estudiantes mexicanos utilizando el extracto de la hoja de guanábana. Durante su estudio pudieron comprobar el gran poder antiinflamatorio y analgésico que tenía el fruto.

Además de los efectos antiinflamatorios también combate los signos del envejecimiento, previene la pérdida del cabello y la osteoporosis, fortalece el sistema inmunológico, aumenta la energía y trata con sumo cuidado la diarrea y hemorroides.

Pero no todo queda ahí, este fruto también ayuda a aliviar el esteñimiento, a dormir y a controlar las infecciones del tracto urinario. Es un gran aliado contra los problemas de estómago, fiebre, dolor y problemas respiratorios.

Para que sirva como calmante de los músculos y articulaciones se tiene que preparar una pasta con las hojas y un poco de agua fría, para aplicarla porteriormente en las zonas del cuerpo que más sufran.

Prueba esta deliciosa fruta exótica

Fotos de La Bioguía y Google