En la ciudad china de Shandong dos hombres se han encaminado a bajar unas escaleras muy rebaladizas. Uno de se resbala cual tobogán de parque acuático, el otro fue al rescate, pero terminó de la misma forma.

Hay situaciones muy cómicas que nos sacan muchas carcajadas y ha llegado el momento de mostrar un momento realmente destornillante. Dos jóvenes chinos salen de la Universidad para volver a sus casas y en las imágenes se puede ver cómo ha llovido y el suelo está resbaladizo. Las escaleras por las que tienen que bajar son muy empinadas y además al estar heladas resbalan más.

Uno de ellos comienza a bajar las escaleras y de repente de le ve como no puede aguantar el equilibrio y se cae escaleras abajo.

Cuando el otro chico se da cuenta intenta aguantar la risa y bajar poco a poco las escaleras para no caerse, pero no tiene tanta suerte y corre el mismo riesgo que su compañero.

Una vez llega al suelo, ambos chicos se levantan y como si no hubiera pasado nada emprenden cada uno su camino la mar de contentos.

 

Comparte con tus amigos y ríete un rato